sábado, 28 de diciembre de 2013

Parecen libélulas pero, ¿lo son? (2)

Para aquellos que nos leéis con frecuencia, seguramente el nombre de nuestra entrada os resulte familiar de alguna manera. Si hacéis memoria tal vez os acordaréis de aquella entrada en la que nuestras protagonistas eran aparentemente dos libélulas pero resultaron ser caballitos del diablo. Por si no os acordáis o por si es la primera vez que veis nuestro blog, os dejamos el nombre de nuestra anterior entrada: Parecen libélulas pero, ¿lo son? 

En esta ocasión lo que vemos es una auténtica libélula y se puede diferenciar de los caballitos del diablo en la posición de las alas cuando no están volando. Esta tiene las alas extendidas cuando está en reposo y, además, los dos pares de alas son del mismo tamaño aproximadamente.

Esperamos que os haya gustado nuestra entrada y ya sabéis podéis comentarnos lo que queráis acerca de la imagen o de la entrada. Animaros a participar en el blog.


Si te gusta nuestro blog, puedes seguirnos en: