viernes, 30 de agosto de 2013

Parecen libélulas pero, ¿lo son?

Aunque a simple vista nuestras amigas parezcan dos maravillosas libélulas de diferentes colores, en realidad se trata de caballitos del diablo, el insecto más parecido a las libélulas que existe. ¿Cómo sabemos si se trata de uno o de otro? Por la postura de las alas cuando están en reposo, si las mantienen abiertas y extendidas son libélulas, pero si las mantienen cerradas y juntas, como en este caso, se trata de caballitos del diablo.