viernes, 23 de agosto de 2013

Autoridad y elegancia

Así es, este gallo se muestra como lo que es, dueño y señor del gallinero. Y la verdad que razones no le faltan para serlo, pues con solo ver su esplendoroso plumaje y su porte autoritario, no debe de haber gallina que no se vuelva loca por sus plumas.